+54 (11) 4863-5047
ipess@ipess.org.ar

Lun a Vie 10.00 - 19.00 hs

“Sacando cuentas…”

Recientemente, el gobierno de los Estados Unidos calculó el costo de criar un niño desde su nacimiento hasta la edad de 18 años y obtuvo la suma de U$S160.140 para una familia de clase media.

¡Impresionante!

Y eso ni siquiera incluye la matrícula de la universidad (si se paga).
Para los que tenemos hijos, estos números nos llevan a fantasear sobre todo el dinero que podríamos tener amontonado si no fuera por tenerlos.
Para otros, ese número podría confirmar su decisión de seguir sin hijos. Pero U$S 160.140 no son algo tan malo. Si lo desglosamos, se convierten en U$S 8.896,66 por año, U$S 741,38 por mes o U$S 171,08 por semana. ¡Eso es tan sólo U$S 24,44 por día! Tan sólo un poco más de un dólar por hora.
Aun así, se podría pensar que el mejor consejo financiero sería decir “no tenga hijos si quiere ser rico”. Resulta que es justo lo contrario.

¿Qué obtiene usted por sus U$S 160.140?
Derecho para poner nombres.¡Primer nombre, segundo nombre y Apellido!
Maravillarse casi todos los días.
Risitas bajo las sábanas cualquier noche.
Más amor que el que su corazón puede soportar.
Besos de mariposa y abrazos de velero.
La maravilla interminable sobre las piedras, las hormigas, las nubes y las tortafritas.
Una mano para sostener, normalmente llena de pizza o dulce de leche.
Un compañero para hacer burbujas, cometas, castillos en la arena o poder ir saltando por la vereda mientras llueve a cántaros.
Un socio para reírse tontamente de uno mismo, sin importar lo que diga el jefe o los vaivenes económicos.
Ver ‘prenderse la luz’ cuando ellos finalmente entienden la multiplicación, a andar solos en bicicleta, o los chistes.

¡Por U$S 160.140, usted nunca tiene que crecer!
Tiene permiso para:
pintar con los dedos,
jugar con barro,
jugar a la escondida, la mancha o el veo-veo,
capturar luciérnagas y nunca dejar de creer en milagros.
seguir leyendo las aventuras de Asterix, o Scooby-Doo,
ver dibujos animados los sábados de mañana,
ir a ver películas de Disney y pedirle deseos a las estrellas,
pegar arco iris, corazones, y flores con los imanes de la heladera
coleccionar guirnaldas de tallarines pintados para Navidad, tener impresiones de las manos en arcilla para el Día de la Madre o tarjetas con letras en la parte de atrás para el Día del Padre.

Por U$S 160.140, no hay mejor inversión para su dinero.
Usted puede ser un héroe sólo por:
sacarle las rueditas ‘de aprendizaje’ a la bicicleta y sostenerla
llenar la piscina inflable,
sacar una astilla,
escupir un chicle muy lejos,
ser DT de un equipo de fútbol que nunca gana pero siempre logra como premio un helado.
Usted consigue:
un asiento de primera fila en la historia, para ser testigo privilegiado del primer paso,
la primera palabra, el primer diente, la primera vez en la rueda gigante y la primera cita,
ser inmortal algunas veces, agregar otra rama a su árbol genealógico, y si tiene suerte, una larga lista de nombres a tratar de recordar, llamada nietos.
Formación en psicología, nutrición, justicia, ecología, historia, comunicaciones y sexualidad humana que ninguna universidad formal puede igualar.
Ante los ojos de un niño, usted está en el mismo escalafón que Dios.
Tiene todo el poder para:
sanar un llanto,
espantar los monstruos,
remendar un corazón roto,
vigilar una fiesta,
ponerlos siempre sobre la tierra,
y amarlos sin límites, de manera que un día ellos quieran, como usted, y sin tomar en cuenta los costos… tener sus propios hijos.

De Hugo Arroyo para Adolesap 25-07-01

 

“El Boom de las madres solteras”

Argentina Esterilidad y Fertilidad > Sociales
Edición del 25 de Noviembre de 2002

La Argentina real
El boom de madres solteras

El Zonda – San Juan Según el Sistema de Información y Monitoreo de Programas Sociales estableció que las madres de entre 14 y 19 años representan el 18% de las madres argentinas, porcentaje preocupante para la Organización Panamericana de la Salud (OMS).

La Argentina teórica tiene problemas diferentes a los de la Argentina real. Y a la mayoría de los los dirigentes les fascina atender los problemas de la Argentina teórica pero no tienen respuesta para los de la Argentina real.

La provincia argentina con mayor cantidad de madres solteras es Formosa, que registra un 40% de con jóvenes progenitoras, con edades entre 11 y 18 años.

Luego, Chaco, donde uno de cada 4 bebés es hijo de una adolescente (24,4% es la tasa provincial).

A nivel nacional, el número de madres adolescentes creció del 13,3% en 1980 al 15,4% en 1999, al 16% en 2000 y se cree que el promedio nacional ya es de 18% en 2002.

En 2000, de los 105.546 chicos nacidos de madres de entre 10 y 19 años, 3.095 nacieron de madres niñas de 9 a 14 años.

Los datos oficiales reflejan que en Chubut, de un total de 8.638 nacimientos registrados en 2000, 2.140 pertenecían a madres menores de 21 años. De los 127 niños fallecidos, 44 eran de madres menores de 21. Estas cifras son similares a las de 1999.

Las madres jóvenes no son exclusivas de una clase social determinada, aunque una especialista explica que la determinación de tener el hijo, o no, está relacionada con el poder adquisitivo del grupo familiar.

”Esto tiene que ver con una cuestión de medios y recursos. Las que tienen dinero pueden someterse a un aborto; las de menor recursos pueden someterse a prácticas riesgosas, pero en general no lo hacen. No es que haya datos sobre el aborto, pero es algo que se sabe”, es la explicación oficial.

Mientras tanto, en la educación pública se sigue careciendo de una orientación práctica, y las personas humildes tampoco acceden sus poblaciones al conocimiento de alguna forma de planificación familiar.

La Iglesia Católica Apostólica Romana se opone a estas cuestiones y, a través de su relación con el Estado Nacional, influye en que no se modernicen las pautas culturales para adecuarlas a la realidad, pese a que en iniciativas de las que participa como el Diálogo Argentino afirman lo contrario.

Las jóvenes de entre 13 y 21 años representan el 30% de las madres de los niños nacidos en Comodoro Rivadavia. Idéntico índice se repite en las estadísticas provinciales, por lo que Chubut se constituye como la tercera provincia con más madres jóvenes, detrás de Tucumán y Formosa.